Presentación en el Coloquio de música e infancia



Este año tuve la oportunidad de ser parte de la mesa sobre música y primerisima infancia en el Coloquio de música e infancia organizado por el Centro Nacional de Documentación Musical Lauro Ayestarán (CDM) homenajeando a Coriún Aharonián. 

Fueron casi 4 días intensos, nutritivos, movilizadores. En mi caso sobre todo pude disfrutar de sentir la diversidad de historias, experiencias de distintos expositores y también de oyentes en charlas de pasillo. Vernos las caras, conocernos. Todos comprometidos con el convencimiento de la importancia de la música en la vida de todos los hombres y mujeres.

Aquí comparto el texto que leí y que no pude terminar de leer. Es una carta, no una tesis, por eso el formato no es formal. Y no pude terminar porque había apuro, algo que debemos replantearnos si queremos pensar en las infancias, en la sociedad, en la identidad. Para intercambiar es necesario el TIEMPO. Valor constitutivo de la MÚSICA.

La mesa la integraban también Sarah Minster, Javier Cabrera y Nancy Guguich. Un honor para mi. Y al CDM nuevamente gracias por haberme invitado.